“Súplica para uno mismo y quienes están bajo su tutela” – Imam Sayyad

1. ¡Oh, Aquel a Quien no se le terminan ni agotan las maravillas
de Su grandiosidad! Bendice a Muhammad (PBd) y a su familia, e impide que nos apartemos de Tu majestuosidad.
2. ¡Oh, Aquel a Quien el tiempo de Su reino es interminable, Bendice a Muhammad y a su familia, y libera nuestros cuellos de
Tu castigo!.
3. ¡Oh, Aquel a Quien los tesoros de Su misericordia no desaparecen! Bendice a Muhammad y a su familia, y establece para nosotros una parte de Tu clemencia.
4. ¡Oh, Aquel a Quien las miradas no pueden alcanzar! Bendice a
Muhammad y a su familia16 , y acércanos a Tu proximidad.
5. ¡Oh, Aquel ante Cuya jerarquía, grado y grandeza, las jerarquías y posiciones les son pequeñas! Bendice a Muhammad y a
su familia, y hónranos ante Ti.
6. ¡Oh, Aquel ante Quien se manifiestan los secretos de las noticias (y de los diversos acontecimientos que ocurren)! Bendice
a Muhammad y a su familia, y no nos humilles ante Ti (divulgando nuestras faltas).
7. Haznos prescindir de la generosidad de los generosos, a través
de Tu generosidad, y protégenos con Tu conexión del temor
provocado por aquellos que cortan sus relaciones, al punto tal
que no deseemos a nadie teniendo Tu donación, ni nos asustemos de nadie con Tu favor.
8. ¡Oh, Dios! Bendice a Muhammad y a su familia, y emplea la
astucia para nuestro beneficio, y no en nuestro perjuicio. Establece Tu engaño contra nuestros enemigos y no lo dirijas hacia
nosotros. Concédenos el gobierno y el juicio y no permitas que
otros dominen sobre nosotros.
9. ¡Oh, Dios! Bendice a Muhammad y a su familia, y presérvanos
de Tu cólera, guárdanos con Tu favor, encamínanos hacia Ti y
no nos alejes de Ti. Pues aquel a quien Tú preservas es sano,
aquel a quien Tú encaminas es sabio, y aquel a quien Tú acercas hacia Ti gana.
10. ¡Oh, Dios! Bendice a Muhammad y a su familia, y protégenos
de las desgracias y supremas dificultades, de la malicia de las
trampas del demonio y de la amargura del dominio de un sultán
opresor.
11. ¡Oh, Dios! Por cierto que los ricos son opulentos por la gracia
de Tu poder. Entonces, bendice a Muhammad y a su familia, y
enriquécenos. Pues no hay duda que los que otorgan, brindan el
excedente de lo que Tú les otorgaste. Entonces, bendice a
Muhammad y a su familia, y haznos partícipes (de Tus mercedes inconmensurables).Y si los que fueron encaminados sólo
se encaminaron por la Luz de Tu rostro, entonces, bendice a
Muhammad y a su familia, y encamínanos.
12. ¡Oh, Dios! Aquel a quien Tú ayudas no lo perjudica el abandono de los que desprecian. Aquel a quien Tú colmas, no lo reduce la prohibición de los que niegan cuando se les pide. Aquél a
quien Tú encaminas no lo desvía el extravío de los perversos.
13. Entonces, bendice a Muhammad y a su familia, y apártanos con
Tu Poder de la maldad de Tus siervos, haz con Tu gracia que
prescindamos de todo lo que no provenga de Ti, y condúcenos
por medio de Tu guía hacia el Sendero de la Verdad.
14. ¡Oh, Dios! Bendice a Muhammad y a su familia, y establece la
salud de nuestros corazones en el recuerdo de Tu grandeza, el
reposo de nuestros cuerpos en el agradecimiento de Tu merced,
y el desencadenamiento de nuestras lenguas en la descripción
de Tus dones y mercedes.
15. ¡Oh, Dios! Bendice a Muhammad y a su familia, y establécenos entre los que convocan hacia Ti, entre los que encaminan
hacia Tu camino y entre Tus selectos que fueron particularizados ante Ti y puestos en Tu cercanía e intimidad. ¡Oh, Quien es
el más misericordioso entre quienes son misericordiosos!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s