Personalidades de la Alhambra: Washington Irving

Washington Irving, norteamericano, nacido el tres de abril de 1783, fue uno de los más grandes difusores de la Alhambra, gracias a una de sus obras cumbres, Cuentos de la Alhambra.

 

Para comprender su valiosa labor y contribución en uno de los monumentos más apreciados mundialmente, es importante analizar y adentrarnos en su itinerante vida. El menor de once hermanos. De mente distraída, no mostró demasiado interés en los estudios académicos que les imponía su familia acomodada.

Washington Irving era un apasionado de la lectura, la música, el teatro y la pintura. Su carácter bohemio provocaba que su padre cariñosamente ironizase llamándolo el filósofo, por su entrega al arte en general.

Su salud quebradiza y el apoyo incondicional de su madre le facilitaron que viajara por Europa y recorriera durante años sus ciudades, las que le inspirarían en sus aficiones predilectas. Se dedicó a la abogacía, fundó un club de lectura y la revista quincenal Salmagundi, pero todos eran intentos fracasados donde alternaba escritura, viajes y una precaria situación económica tras varios negocios frustrados.

 

Retrato de Washington Irving por John Wesley Jarvis en 1809

Retrato de Washington Irving por John Wesley Jarvis en 1809

No obstante, su suerte cambió cuando en 1820 empieza a cobrar reconocimiento como escritor. Tal hecho motivó que años después recibiese una invitación del embajador norteamericano en Madrid, con el fin de que se traslade a España para traducir una obra sobre los viajes de Cristóbal Colón, lo que le facilita poder volver a entregarse de pleno a su verdadera vocación, la escritura.

En 1826 emprende el camino hacia España y durante cuatro años residirá de manera alternativa en Madrid, Sevilla y Granada. La ciudad granadina la visitó en dos ocasiones, marcando un antes y después. La primera supondrá un tímido contacto de diez días en 1828 y la segunda vez, en 1829, habitará durante tres meses en el palacio de Boabdil, personaje histórico por el que sentía un especial interés, incluso fascinación.

Su estancia en la Alhambra es de lo más placentera. Disfruta desayunando y almorzando en el patio de los Leones y en el salón de los Embajadores, se deleita subiendo a la torre de Comares para observar con sus anteojos los habitantes de la Alhambra e indagar en sus vidas como fuente de inspiración para sus relatos. Una Alhambra que dista mucho de la que conocemos actualmente.

 

Cuentos de la Alhambra

Cuentos de la Alhambra

 

Envuelto por el espíritu de la Alhambra y la magia que desprenden sus palacios y jardines, escribe una de sus obras más reconocidas, Cuentos de la Alhambra, compuesto por 41 historias, siendo publicada en 1832.

Washington Irving, designado embajador de EE.UU. en Madrid, supo transmitir el amor que profesaba hacia España a su tierra natal, incentivando el intercambio cultural. Pocos han logrado como él poner al alcance del visitante el encanto y misterio que el palacio rojo nazarí desprende. Y no sólo eso, si la Alhambra reluce en parte fiel a su origen, es en gran medida al manifiesto interés de Irving por su conservación.

 

Estatua a Washington Irving

Estatua a Washington Irving

 

Es por ello, que al hijo de la Alhambra, como a él le gustaba que lo llamasen, es esculpido en una estatua de bronce, escultura que se inauguró en 2009 en su honor para conmemorar el 150 aniversario de su fallecimiento, acaecido en 1859. Tributo más que justificado a un escritor que supo transmitir con su pluma los misterios que envuelven al monumento y que podrás contemplar si te adentras en el bosque de la Alhambra.

Puede saber más sobre Washington Irving consultando algunos de los libros que se encuentran en la Biblioteca de la Alhambra:

– La Alhambra : cuentos, precedidos de el viaje a Granada y la estancia en palacio / Washington Irving; traducción y noticia preliminar de Juan y José Bergua. Madrid : Ediciones Ibéricas, 1953.
Signatura: 1 K 925

– Cartas desde la Alhambra / Washington Irving; edición y traducción de Antonio Garnica Silva. Granada : Patronato de la Alhambra y Generalife; Jaén : Tinta Blanca ; Córdoba : Almuzara, 2009.
Signatura: 1 K 103

– Cuentos de la Alhambra / Washington Irving. Granada : Edilux, D.L. 1998.
Signatura: 1 J 776

– Cuentos de la Alhambra / Washington Irving. León : Everest, D.L. 2008.
Signatura: 1 J 777

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s