“Sobre el calumniador” – Ibn Hazm de CórdobaLmmmm

¿Quién se fiará de las mujeres, si no es un imbécil,
ignorante, atado por las cuerdas de la perdición?
¡Cuántos vinieron a un negro charco de muerte
y bebieron de él atraídos por un deleitoso cebo blanco!

* * *

Me maravillo de un calumniador que anda siempre tras nuestro secreto,
y que no respira sino por saber nuestras noticias.
¿Qué le importan a él mi congoja ni mi angustia?
Yo me como la granada y a los hijos les da dentera.

* * *

No des crédito a unas palabras que oíste,
mientras no estés cierto de que es verdad lo que sabes,
como el que, al nacer un espejismo, derrama el agua que lleva
y halla luego la muerte en el inmenso y estéril desierto.

* * *

No mezcles lo serio con la chanza, porque sería como introducir
entre lo que ha de salvar al alma la corrupción de una medicina.
El que tiene por su arma más eficaz llevar cuentos falsos
es como la avutarda, que se defiende con su excremento.

* * *

Doy en el blanco que me propongo con tal tino, que, de saberse,
no aspiraría Wahriz a la primacía entre los arqueros.

* * *

Cuanto ocultabas ha salido a luz, tanto porque me lo han contado
como por una situación que me ha hecho ver claro tu feo carácter.
¡Cuántas veces unas cosas se aclaran por otras,
como la preñez, en derecho, confirma la fornicación!

* * *

Es más parlero que el espejo en divulgar cuanto sabe,
y separa a las gentes mejor que las espadas de la India.
Pienso que la Muerte y el Tiempo aprendieron sus tretas
para desunir con ellas a los enamorados.

* * *

Su conversación es más falsa que el pensar bien de las gentes,
y más desagradable que las deudas y la pobreza constante.
Las órdenes del Señor del Trono son para él más baldías
y despreciables que una súplica para el que carece de piedad.
En él se reúne toda villanía y oprobio:
al que quiera insultarle le faltarán insultos.
Es más cargante que una censura para el que no quiere oírla;
más frío que la tierra de Medinaceli,
y más odioso que la separación, la ruptura y el espionaje,
cuando se juntan sobre un amante ardiente, perplejo y apasionado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s